Qué es la energía mareomotriz

Limpia, inagotable y potencialmente capaz de satisfacer la demanda energética mundial, sin embargo, se utiliza poco. La energía marina es una de las principales formas de energía renovable. Convertible en energía eléctrica mediante la fuerza mecánica de los movimientos del agua, la energía producida por el mar se presenta en varias formas. Las más comunes son:

  • Energía de corrientes marinas, producida mecánicamente gracias a la acción de las palas, como ocurre con la energía eólica.
  • Energía mareomotriz, es decir, producida por el movimiento de las olas.
  • Energía talasotérmica, producida por la variación de temperatura entre la superficie marina y la profundidad.
  • Energía osmótica, también conocida como energía de gradiente salino, obtenida a partir de la diferencia en la concentración de sal entre el agua marina y el agua dulce.
  • Energía mareomotriz (energía de las mareas), producida por los movimientos de agua causados por las mareas.

Veamos en detalle cómo funciona este tipo de energía verde y cómo se construye una planta de energía mareomotriz.

Energía mareomotriz: cómo se obtiene

Turbinas marinas

Turbinas marinas en funcionamiento

La energía mareomotriz es una de las energías renovables más antiguas. Para producir esta forma de energía se aprovecha la atracción gravitatoria de la Luna, que causa las mareas. Si en un principio se utilizaban los llamados «molinos de marea», ahora los sistemas más efectivos para obtener este tipo de energía son dos:

  • Central mareomotriz: mediante sistemas de barreras se desplazan horizontalmente grandes masas de agua. Estas instalaciones se construyen generalmente en mar abierto y a lo largo de los ríos. En las fases de alta marea, el agua se recoge en grandes embalses. Cuando, por el contrario, la marea es baja, el agua fluye a través de conductos hidráulicos dentro de los cuales hay turbinas conectadas a generadores eléctricos. Una central mareomotriz tiene un alto impacto ambiental y un costo muy alto.
  • Hidrogeneradores: de bajo impacto ambiental, son turbinas marinas flotantes. Estas aprovechan la energía cinética derivada de las corrientes de agua. Las turbinas se colocan a media agua, o bien se anclan en el fondo del mar.

Energía mareomotriz: pros y contras

¿Cuáles son las ventajas de la energía mareomotriz? Esta energía renovable, capaz de aprovechar la energía cinética generada por el movimiento de las aguas provocado por las mareas, es inagotable, no emite gases contaminantes ni residuos y no necesita combustible para funcionar. Por otro lado, depende de las mareas y, por lo tanto, corre el riesgo de convertirse en una forma de energía intermitente y utilizable solo en algunas áreas del mundo. Para producir energía mareomotriz, de hecho, es necesario que haya una gran diferencia de altura de agua. Finalmente, no se debe olvidar el impacto ambiental de este tipo de instalaciones, que puede traducirse en la erosión de la costa e impactar en el hábitat marino.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies