instalación aire acondicionado

Aires acondicionados: descubre todos los tipos y su funcionamiento

Los aires acondicionados son estratégicos para el bienestar climático dentro de una vivienda, ya que se encargan de regular la temperatura, pureza, humedad y distribución del aire para enfriar y deshumidificar el ambiente interno, transfiriendo calor y humedad al ambiente externo. Aquí tienes una breve guía para conocer los diferentes tipos de aires acondicionados disponibles y encontrar el modelo más adecuado a las necesidades de climatización de la vivienda, incluso en términos de ahorro de energía y reducción de consumos. Además de ser fáciles de instalar y mantener, los aires acondicionados son simples de usar: basta con ajustar la temperatura a dos o tres grados menos que la temperatura exterior. Además, gracias a los nuevos aires acondicionados inteligentes, se podrá encender o apagar el sistema de manera remota, optimizando los consumos.

Cómo funciona un aparato de aire acondicionado

El funcionamiento de un aire acondicionado es tan ingenioso como sencillo. Consta de un condensador, un compresor, un evaporador y una válvula de expansión, y se presenta como un circuito cerrado recorrido por un fluido refrigerante que cambia de estado líquido a vapor. El compresor crea la diferencia de presión que impulsa el fluido refrigerante hacia el evaporador, donde se evapora a baja presión absorbiendo calor del exterior. El fluido refrigerante es luego comprimido y enviado al condensador, donde se condensa a alta presión liberando el calor previamente absorbido del exterior. Es evidente que el refrigerante cambia de estado líquido a gaseoso en el evaporador, mientras que en el condensador ocurre lo contrario, pasando de estado gaseoso a líquido.

Tipos de aires acondicionados

Compacto y equipado con ruedas para ser movido de una habitación a otra, y adecuado para enfriar una zona delimitada de la casa, el aire acondicionado portátil emite aire frío a la habitación, recoge la condensación en un depósito interno y aspira el aire caliente al exterior a través de un tubo flexible que pasa por una ventana. Se habla de aire acondicionado portátil sin tubo cuando se perfora el vidrio de la ventana para que el aire acondicionado, apoyado en la pared, expulse el aire directamente por el agujero, evitando la dispersión de aire frío. Indicados para climatizar una o varias habitaciones y muy silenciosos, los aires acondicionados fijos pueden estar constituidos por un solo elemento interno en la vivienda (monobloque para evitar la instalación de unidades externas) o por una o varias unidades internas, conectadas a una o varias unidades externas (split). Otra distinción es entre aires acondicionados multisplit y monosplit: el aire acondicionado dualsplit o multisplit dispone de dos o más unidades de refrigeración internas conectadas a una unidad externa, mientras que el aire acondicionado monosplit está compuesto por una única unidad de refrigeración. Entre las tipologías multisplit, el aire acondicionado trial split permite conectar tres unidades internas a una unidad externa y concreta la solución más adecuada para la climatización de tres ambientes diferentes. Otra distinción es entre aire acondicionado de gas y de agua. En el aire acondicionado de gas refrigerante, el gas entra en un sistema de ventilación en circuito cerrado. En el aire acondicionado de agua, el agua entra en el circuito de ventilación después de ser refrigerada: el aire acondicionado se difunde en el ambiente a través de unos terminales llamados fan coil unit.

Descubriendo los aires acondicionados inverter

A diferencia de los aires acondicionados tradicionales con tecnología on/off que regulan la temperatura del ambiente a través del encendido y apagado del compresor, los aires acondicionados inverter funcionan a una potencia entregada variable basada en la temperatura del ambiente a enfriar o calentar. Estos tipos de aires acondicionados se distinguen por un consumo optimizado de energía eléctrica, lo que garantiza el máximo confort con el mínimo consumo energético. De hecho, el sistema de regulación continua de la velocidad de rotación del compresor permite alcanzar rápidamente la temperatura ambiente deseada y mantener esa temperatura constante con una buena precisión.

Tipos de instalación: en pared, en suelo, en techo

Los sistemas de aire acondicionado instalados en la pared permiten aprovechar al máximo el espacio de las habitaciones con aire acondicionado al garantizar un espacio mínimo ocupado. La instalación en el suelo, generalmente debajo de la ventana, es especialmente adecuada para habitaciones con techos bajos: la emisión de aire se realiza tanto en horizontal como en vertical y el flujo de aire se puede orientar gracias a las lamas regulables. La instalación en el techo es preferible en espacios de tamaño reducido y en todas las situaciones en las que es necesario disponer de espacio libre en el suelo o en la pared para colocar muebles y otros elementos de decoración.

La instalación de aparatos de aire acondicionado y su mantenimiento

La instalación de un aire acondicionado es una operación rápida que implica verificar previamente la presencia de las disposiciones necesarias para la instalación del sistema y llevar a cabo trabajos limitados de albañilería, fontanería y electricidad. Durante el montaje del aire acondicionado, también es fundamental proteger la unidad externa de la luz directa del sol. En cuanto al mantenimiento de los aires acondicionados, las operaciones esenciales incluyen la verificación de los condensadores, del nivel del líquido refrigerante y de la estabilidad del soporte en el que se monta la unidad externa, así como la limpieza de los filtros, de la unidad externa y de la interna.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies